7 Consejos Prácticos sobre el Proceso de Taladrado de Aluminio

 

El proceso de taladrado de aluminio es una característica esencial en el diseño para la creación de agujeros para el ajuste de componentes y propósitos de unión. La eficiencia del proceso de taladrado de aluminio depende de varios factores como la geometría de la herramienta, las condiciones del proceso, el material y los parámetros de corte.

Esta guía resalta 7 consejos que te ayudarán a taladrar láminas de aluminio con éxito.

Consejo 1: Elegir una Broca Adecuada

 

Taladrado de Aluminio

Varias brocas se utilizan en el taladrado de aluminio, como las brocas de acero de alta velocidad (HSS) y las brocas de cobalto. Las brocas HSS pueden tener recubrimientos como óxido negro y titanio para reducir la corrosión y la fricción, respectivamente.

La aleación de aluminio 7075 utiliza zinc como el principal componente de aleación y posee una increíble resistencia, fuerza y resistencia a la fatiga. Las brocas de carburo de tungsteno tienen una resistencia increíble y disipan el calor más rápido, lo que las hace ideales para el aluminio 7075.

 

Broca de Carburo de Tungsteno

Al seleccionar herramientas de taladrado de aluminio, las siguientes consideraciones son útiles:

  • Parámetros de la broca, como material y recubrimiento (cobalto, carburo de tungsteno o HSS).
  • Tipo de broca, incluyendo escalonada, centradora, helicoidal, cónica, escariador o inserto.
  • El diámetro del agujero.
  • El ángulo y la longitud de la broca.

Consejo 2: Conocer el Tipo de Aleación de Aluminio a Taladrar

Existen varias aleaciones de aluminio con diferentes elementos constituyentes que definen sus propiedades. Estas aleaciones están disponibles para la fabricación de taladrado y se clasifican en series de la siguiente manera:

I. Serie 1000

Contiene más del 99% de aluminio, lo que lo convierte prácticamente en aluminio puro con una excelente resistencia a la corrosión y una alta conductividad térmica y eléctrica. Una broca de acero de alta velocidad (HSS) sin recubrimiento y una broca de carburo pueden funcionar bien debido a su estado blando.

II. Serie 2000

Contiene cobre como el principal elemento de aleación, capaz de endurecimiento por precipitación a niveles de resistencia del acero pero obstaculizado por el estrés de corrosión. El uso de brocas de acero de alta velocidad con recubrimiento de óxido negro ayuda a reducir la corrosión mientras aumenta la durabilidad.

III. Serie 3000

Emplea manganeso y algunas variantes tienen pequeñas cantidades de cobre, magnesio o silicio con alta resistencia y resistencia a la corrosión/desgaste. Tanto las brocas de cobalto como las brocas HSS recubiertas de titanio pueden taladrar cómodamente agujeros a través de este material.

IV. Serie 4000

Utiliza silicio como elemento de aleación primario y ofrece resistencia moderada, resistencia fiable al impacto y alta ductilidad. Las brocas de acero de alta velocidad con recubrimiento de óxido negro pueden funcionar bien con este material.

V. Serie 5000

Con magnesio y manganeso como los principales elementos constituyentes, esta serie ofrece una resistencia increíble a la corrosión y resistencia sin tratamiento térmico. Puedes utilizar brocas de cobalto y brocas de acero de alta velocidad recubiertas durante el proceso de taladrado.

VI. Serie 6000

Los elementos de aleación primarios son magnesio y silicio, lo que los hace fácilmente mecanizables y soldables. En consecuencia, puedes emplear brocas de baja resistencia como HSS y brocas de carburo al fabricar.

VII. Serie 7000

El zinc es el principal elemento de aleación que permite el endurecimiento por precipitación, lo que los convierte en los más fuertes entre las aleaciones. Su alta resistencia a la corrosión y su impresionante acabado superficial hacen factible el uso de brocas de cobalto y de carburo de tungsteno.

Consejo 3: Elegir el Mejor Lubricante para Taladrar Aluminio

Un buen lubricante en el proceso de taladrado de aluminio debería ayudar a prevenir la acumulación de calor resultante de la fricción entre la broca y la pieza de trabajo. También debería reducir el desgaste excesivo de la broca que disminuye la calidad del agujero e incluso puede causar daños.

Cuando taladres aluminio, puedes emplear lubricantes líquidos como refrigerantes sintéticos a base de agua y semisintéticos como aceite soluble. También puedes emplear fluidos minerales a base de petróleo como WD-40, alcohol isopropílico y queroseno.

Consejo 4: Conocer las Medidas de Seguridad Correctas

Tener conocimiento de las medidas de seguridad correctas durante el taladrado de aluminio es esencial para prevenir lesiones o incluso la pérdida de vidas. Algunas de las medidas de seguridad que debes tomar incluyen:

  • Evitar sujetar manualmente la pieza de trabajo de aluminio durante el proceso de taladrado, en su lugar, utilizar una abrazadera para asegurarla.
  • Evitar usar ropa suelta, guantes e incluso cabello, ya que podrían enredarse al unirse al husillo o la broca.
  • No ajustar la máquina mientras el proceso de taladrado está en progreso.
  • Mantener la protección de la máquina inmóvil en todo momento.
  • Permitir que la broca realice el proceso de taladrado por sí sola sin aplicación excesiva de fuerza externa.
  • Detener la máquina inmediatamente utilizando el botón de emergencia en caso de un mal funcionamiento.
  • La llave de mandril nunca debe dejarse en la prensa, utilizándose solo durante cambios de broca con la alimentación apagada. De lo contrario, puede eyectarse a gran velocidad cuando está encendida, convirtiéndose en un proyectil mortal.
  • Usar gafas de seguridad para prevenir lesiones oculares por las virutas de aluminio.

Consejo 5: Aplicar Presión Razonable para Taladrar Aluminio.

Cuando taladras aluminio, aplicar presión irrazonable causa una rebaba donde el material de aluminio se adhiere a la broca. Esto afecta la calidad del agujero, lo que resulta en la necesidad de operaciones de acabado secundarias que aumentan el costo y el tiempo de fabricación.

Consejo 6: Conocer las RPM y la Velocidad de Avance del Taladrado de Aluminio

Las tasas de avance y velocidad del proceso de taladrado de aluminio determinan la calidad del agujero taladrado. Las revoluciones realizadas por la broca por minuto (RPM) definen la tasa de avance, mientras que los pies por minuto en la superficie (SFM) define la velocidad.

Cuando taladras aluminio y sus aleaciones, la velocidad recomendada está entre 200 y 300 SFM. Sin embargo, cuanto más profundos sean los agujeros, más lentas serán las tasas de avance y velocidad.

Figura 3 Taladrado de lámina de aluminio

Taladrado de Lámina de Aluminio

Consejo 7: Seguir el Proceso Correcto de Taladrado de Aluminio

Llevar a cabo el proceso de taladrado de aluminio con cautela es clave para cumplir con las características de diseño deseadas. Los siguientes pasos pueden guiarte para llevar a cabo un exitoso proceso de taladrado:

  1. Usar un marcador visible, marcar los puntos de perforación en tu pieza de trabajo de aluminio.
  2. Asegurar tu pieza de trabajo a una mesa de trabajo o sujetarla para evitar movimientos durante el proceso de taladrado.
  3. Usar una broca de diámetro pequeño para hacer un agujero guía antes de usar la broca correspondiente al tamaño de agujero deseado.
  4. Una vez que comiences a taladrar, utilizar un lubricante en el punto de acción para evitar la generación de calor y el desgaste de la broca.
  5. Después de hacer un agujero guía, detener la máquina, reemplazar la broca y con cuidado insertarla en el agujero guía.
  6. Llevar a cabo el proceso de taladrado lentamente sin aplicación excesiva de fuerza para evitar roturas y rebabas.

Bonus: Desafíos Comunes en el Taladrado de Aluminio y Posibles Soluciones Rotura de la Broca

Soluciones Posibles:

  • Utilizar agujeros guía para guiar el proceso
  • Usar tasas de avance y velocidad reducidas
  • Evitar aplicación excesiva de fuerza

Las virutas se atascan en el agujero de la broca.

Soluciones Posibles:

  • Utilizar una broca más afilada
  • Aumentar la tasa de avance y velocidad
  • Usar un lubricante líquido
  1. Formación de agujeros rugosos

Soluciones Posibles:

  • Utilizar un agujero guía al principio
  • Usar un lubricante apropiado y suficiente
  • Reducir la tasa de avance

Conclusión

Con esta información, puedes taladrar con éxito láminas de aluminio.

Sin embargo, en caso de tener alguna pregunta o desafío, no dudes en contactarnos.

Más Recursos:

Fabricación de Láminas de Aluminio – Fuente: KDMFAB

Taladrado de Aluminio – Fuente: TTP Hard

Taladrado de Aluminio – Fuente: CTEMAG

Consejos para Taladrar Agujeros en Metales – Fuente: Handy Man

Scroll to Top