Recubrimiento en polvo de aluminio – Guía completa

Recubrimiento de polvo de aluminio - La guía completa

Si estás buscando información sobre recubrimiento de polvo de aluminio, encontrarás la información aquí mismo.

Ya sea que quieras aprender sobre el proceso paso a paso, beneficios o aspectos negativos del recubrimiento en polvo de aluminio, encontrarás la información aquí mismo.

Sigue leyendo para obtener más información.

Proceso de recubrimiento con polvo paso a paso

El recubrimiento en polvo de aluminio es un proceso paso a paso que involucra muchas etapas. Recuerda, cada etapa desempeña un papel integral en el recubrimiento en polvo de aluminio en su totalidad.

Veamos algunas etapas críticas.

 

Paso 1: Pretratamiento del aluminio para el recubrimiento en polvo

En primer lugar, debes eliminar todas las impurezas de la lámina de aluminio. Estas impurezas pueden incluir polvo, suciedad y grasa.

El pretratamiento ocurre en varias etapas de manera intencional para frenar el impacto negativo de las impurezas en la adherencia del recubrimiento en polvo.

Las etapas involucran: lavado a presión, limpieza con disolventes, limpieza alcalina y limpieza manual.

 

Paso 2: Preparación de la superficie de aluminio

La preparación de la superficie se realiza mediante la aplicación de tratamiento con fosfato o el método de granallado. El objetivo es eliminar cualquier rastro de óxido de aluminio y garantizar un rugosidad adecuada para mejorar la adherencia del polvo.

A continuación se presentan formas sencillas de preparar la superficie de aluminio utilizando diferentes técnicas:

Piezas de aluminio recubiertas en polvo
Piezas de aluminio recubiertas en polvo

Tratamiento con fosfato

El tratamiento con fosfato ocurre de diferentes maneras, como a través del rociado de la superficie, inmersión completa y mediante una aplicación con brocha suave.

El proceso permite la reacción del aluminio con la solución de fosfato, formando un recubrimiento de fosfato de naturaleza cristalina.

Granallado con escobilla

Esto implica el lanzamiento de medios abrasivos sobre la superficie metálica mediante la presión de aire, asegurando una superficie rugosa.

Paso 3: Aplicación de polvo en la superficie de aluminio

Una pistola de pulverización electrostática genera la diferencia de carga electrostática que resulta en la acumulación y adhesión de partículas de polvo en la superficie de aluminio.

Paso 4: Curado de la superficie de aluminio con recubrimiento en polvo

El proceso de curado comienza inmediatamente después de que el aluminio obtiene un grosor de recubrimiento estándar.

El proceso de calentamiento ocurre en grandes hornos y dura diferentes periodos, lo que resulta en un recubrimiento fundido que es completamente uniforme.

Paso 5: Enfriamiento de la superficie de aluminio recubierta en polvo

Después de completar el proceso de horneado, las piezas de aluminio se dejan enfriar y formar diferentes recubrimientos.

Guía de procedimientos para recubrimiento en polvo de aluminio
Guía de procedimientos para recubrimiento en polvo de aluminio

Ventajas del proceso de recubrimiento de polvo de aluminio

El recubrimiento en polvo de la superficie de aluminio ha demostrado ser una forma efectiva de aplicar un recubrimiento protector y decorativo. Esto se debe a que tiene muchos beneficios, como:

  • Mejora el valor estético del aluminio al permitir la incorporación de varios diseños y acabados superficiales.
  • El recubrimiento en polvo excluye la participación de compuestos orgánicos volátiles, siendo favorable durante el proceso de curado.
  • El sobrante resultante del recubrimiento en polvo es reciclable, evitando así desperdicios.
  • Obtenemos formación de capas fuertes y resistentes mediante el recubrimiento en polvo.
  • Conduce a un aumento en la resistencia a la corrosión.
  • Se requiere un corto período de curado para el recubrimiento en polvo.
  • Conduce a una alta resistencia al desgaste.
  • Es un proceso respetuoso con el medio ambiente debido a la falta de aplicación de disolventes.

Problemas del recubrimiento de polvo de aluminio

Aunque las láminas de aluminio recubiertas en polvo tienen muchos beneficios, hay ciertos factores que debes considerar al elegir esta tecnología.

  • El recubrimiento en polvo requiere una alta inversión de capital, por lo que es un proceso costoso.
  • Resulta en inconsistencia en la coincidencia de colores.
  • Aparición de filiforme en las juntas de aluminio.
  • Un efecto de piel de naranja.
  • Hay casos de fallas de adherencia.
  • Efecto de tiza.

Tipos de recubrimiento en polvo para láminas de aluminio

En general, puedes elegir cualquiera de estas opciones de recubrimiento en polvo:
i. Termoplástico
ii. Termoestable
iii. Recubrimientos curables con UV

Recubrimiento de polvo de aluminio vs. Pintura de aluminio

Si estás manejando algún proyecto de fabricación de láminas de aluminio, probablemente te estés preguntando si elegir recubrimiento en polvo o pintura.

Hagámoslo simple y fácil para ti:

Recubrimiento en polvo

Recubrimiento de pintura

Posibilidades de inconsistencia en la coincidencia de color Gran precisión en la mezcla y coincidencia de acabados de color.
Los recubrimientos en polvo son altamente flexibles con un gran grado de resistencia. Los recubrimientos de pintura no son flexibles, se rompen con facilidad.
Los polímeros en polvo carecen de compuestos orgánicos volátiles que son dañinos para el medio ambiente. Contienen compuestos orgánicos volátiles que causan emisiones dañinas a la atmósfera.
Es rentable. Una opción costosa
El exceso de pulverización es reciclable. No es reciclable.
Proceso que ahorra tiempo. Proceso que consume tiempo.
Ciclo de recubrimiento de pintura
Ciclo de recubrimiento de pintura

Preguntas frecuentes sobre el recubrimiento en polvo de aluminio

¿Puede oxidarse el aluminio recubierto con polvo?

No. El recubrimiento en polvo del aluminio le permite formar una barrera protectora que lo previene de la corrosión.

¿Qué factores conducen al fracaso de los recubrimientos en polvo de aluminio?

  • Debido a una aplicación deficiente e inadecuada del recubrimiento en polvo sobre el aluminio.
  • Insuficiencia en los métodos de pretratamiento sobre el aluminio.

Conclusión

El recubrimiento en polvo es la opción definitiva y sostenible al buscar la opción de acabado más confiable para el aluminio. Contiene una gran cantidad de ventajas que van desde financieras, mecánicas hasta ambientales.
Más recursos:

Chorreado de aluminio – Fuente: KDMFAB

Pulido de aluminio – Fuente: KDMFAB

Recubrimiento en polvo de aluminio – Fuente: Fine Metal Working

Fabricación de aluminio – Fuente: KDMFAB

Recubrimiento en polvo de aluminio – Fuente: Gabrian

Scroll to Top